LG cree en la tecnología OLED. Basta echar un vistazo a su catálogo de televisores para darse cuenta de que actualmente es el fabricante que está defendiendo con más contundencia estos paneles, en detrimento de los paneles IPS con retroiluminación LED, más o menos sofisticados, por los que apuestan la mayor parte de sus competidores. Pero parece que la marca surcoreana ya está preparada para dar un paso más en este mercado.

El periódico coreano DongA Ilbo ha confirmado que LG pretende invertir algo más de 800 millones de dólares (unos 724 millones de euros) en la puesta a punto de una nueva planta de fabricación que le permitirá producir paneles OLED de tamaño pequeño y mediano, así como paneles flexibles que utilizarán esta misma tecnología. Estos últimos dispositivos existen desde hace tiempo, pero todo parece indicar que lo que pretende LG es incrementar la producción drásticamente. Veamos qué puede tener en mente.

OLED quiere consolidarse definitivamente

Actualmente podemos encontrar paneles OLED en algunos televisores de gama alta, pero también en muchos smartphones, consolas de videojuegos portátiles, en los visores electrónicos de algunas cámaras de fotos, en los smartwatches, etc. LG es uno de los mayores fabricantes de paneles en general, y de dispositivos OLED en particular; de hecho, es uno de los principales proveedores de paneles de Apple. Pero su interés en los paneles OLED flexibles podría ir más allá del mercado de los smartphones.


Esta empresa tiene en el punto de mira a los periódicos digitales desde hace más de cinco años. A principios de 2010 dio a conocer uno de estos dispositivos, y estaba fabricado a partir de un panel flexible de 19 pulgadas. La inminente fabricación a gran escala de paneles OLED con estas características podría apuntar, precisamente, en esta dirección. Y es que LG ya ha conseguido producir paneles OLED flexibles de plástico tan finos como una hoja de papel, y, por tanto, mucho más atractivos que los primeros paneles OLED de cristal.

Además, sus especificaciones, sobre el papel, no pintan nada mal. Tienen una eficiencia de 60 lm/W, un brillo de 75 lm, una temperatura de color de 3.000 grados Kelvin y un índice de reproducción cromática superior a 85. Por otro lado, han confirmado que pueden fabricarlos con un tamaño máximo de 320 x 320 mm, y esperan incrementar a corto plazo el brillo y mejorar su capacidad de reproducción del color. Quizás contribuyan de una vez por todas al despegue de una nueva generación de libros y periódicos electrónicos flexibles. Os mantendremos al tanto.

Vía | Reuters 
 
Publicado Por : +Ángel Leonardo Torres 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.