Sony ha dejado este lunes claro que su obsesión con PlayStation es tener un catálogo de juegos seductor, consciente de que son los títulos los que ayudan a vender consolas.

Acción, clásicos recuperados, sagas renacidas, superventas,... La compañía japonesa ha acudido a su conferencia previa a la feria E3, celebrada en el Memorial Sports Arena de Los Ángeles, con "Uncharted 4: A Thief's End", "The Last Guardian", el "remake" de "Final Fantasy VII", "Shenmue 3" y "No Man's Sky" debajo del brazo.

Se esperaba que su apuesta de realidad virtual Project Morpheus centrara el evento, pero Sony apenas ha pasado por ella de puntillas y ha decidido dedicar el grueso de la conferencia a los videojuegos.

Con la vista puesta especialmente en el sector de los jugadores "hardcore" y más entregados, ha sacado a la palestra títulos que parecían haber desaparecido del mapa o quedado atrapados en la nostalgia de otros tiempos.

En este E3, tanto Sony como Microsoft han puesto los juegos en el centro de su estrategia: para vender consolas es esencial disponer de un nutrido catálogo de títulos que convenza a la hora de elegir qué máquina comprar.

Tanto Project Morpheus como Oculus Rift estarán en la feria E3 y ambas llegarán al mercado en 2016, pero por el momento se desconoce cuál será su precio, qué acogida comercial tendrán y qué impronta dejarán en el universo del ocio interactivo.

House ha asegurado que Sony trabaja para que la experiencia de juego de la realidad virtual sea social y conecte a los usuarios en lugar de aislarlos.

Colaboración EFE

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.