La compañía tecnológica china Huawei presentó hoy en Londres el P8, un teléfono inteligente en el que refuerza la imagen y la capacidad de procesamiento de su gama alta y con el que deja clara su intención de plantear batalla a Samsung y Apple.

Huawei, cuarto fabricante mundial de “smartphones”, también desveló hoy un “phablet” de 6,8 pulgadas, el P8 Max.

El teléfono P8 cuenta con una pantalla de 5,2 pulgadas, un cuerpo de metal y una cámara de 13 megapíxeles con un procesador de imagen independiente que asegura superar el nivel logrado por sus competidores iPhone 6 y Galaxy S6.


La cámara es una de las piedras angulares del teléfono: las fotografías, aseguró el consejero delegado de la unidad de consumo de Huawei, Richard Yu, tienen mucho menos ruido en condiciones de baja luminosidad, más brillo en situaciones de alto contraste y la estabilización óptica de la imagen llega a 1,2 grados.

El procesador de imagen, continuó, mejora la exposición, el balance de blancos y logra colores más naturales, según Yu.

Además, el P8 -que mide 6,4 mm de grosor- captura imágenes de larga exposición, crea una composición equilibrada resultante de la mezcla de cuatro imágenes y, cómo no, tiene modos de edición de “selfi”.

Con 2.600 miliamperios de batería y 3 gigas de memoria RAM, el P8 tiene un procesador Kirin 930/935 -de fabricación propia- de ocho núcleos y 64 bits que promete un rendimiento un 80 % más rápido que el de su predecesor P7 y una mejora del 20 % en la gestión de la batería.
Según la firma, la autonomía del terminal será de un día y medio de uso normal y de un día en uso intensivo.

Aunque gran parte de sus ventas se concentran en los modelos más económicos, Huawei sigue intentando posicionarse en las gamas medias y altas, un terreno hasta ahora ampliamente dominado por Apple y Samsung.


Fuente

Cincodias.com

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.