Microsoft ha presentado Windows Hello en su blog oficial, un sistema de identificación biométrica que eliminará la necesidad de contraseñas en Windows 10.
La última sorpresa ofrecida por Microsoft ha sido la presentación de Windows Hello, eclipsando la despedida de Internet Explorer después de 30 años de funcionamiento y sus sustitución por elnavegador web Spartan. Así pues, Windows Hello funcionará mediante factores biométicos de reconocimiento del usuario, aumentando enormemente la seguridad en dicho dispositivo.
De esta forma, Windows Hello para Windows 10 permitirá que cualquier ordenador o dispositivo móvil, ya sea de un particular o de un usuario, sólo pueda desbloquearse en presencia del usuario autorizado, a través del reconocimiento de la cara, el iris, la huella dactilar u otra característica elegida por el usuario o la empresa. Así, ya no hará falta contraseñas alfanuméricas.
Así pues, un ordenador o dispositivo sólo se activará en presencia del usuario autorizado, lo que ayudará a proteger aún más los datos presentes en su interior. Junto a esto, Windows Hello tendrá diferentes niveles, uno diseñado para el uso particular y otro con distintos niveles de protocolos de seguridad enfocado a empresas.
Sin embargo, Microsoft matiza que el hardware deberá permitir este tipo de seguridad, no sirviendo de nada si no se tiene el equipo adecuado. Además, vendrá de serie con Windows 10 y será compatible con sistemas de seguridad actuales, como lector de retina o de huelas dactilares.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.