Presentación del nuevo HTC One con motivo del Mobile World Congress. EFE

HTC ha abierto el fuego de los fabricantes en el Mobile World Congress de Barcelona, con la presentación de su flamante HTC One M9, un smartphone de alta gama con el que la marca taiwanesa quiere seguir disputando las alturas a los gigantes como Samsung, que estrena su Galaxy S6 en Barcelona, y el iPhone 6 de Apple, ausente de esta feria.

El fabricante taiwanés no ha variado mucho el diseño respecto a los anteriores modelos de la serie M (M8 y M7) con la que desde 2013 intenta hacerse un hueco en los smartphones de alta gama, pero ha mejorado notablemente la equipación de las cámaras, y ha renovado la interfaz y puesto al día la versión del sistema operativo (Android 5.0 Lollipop)

Calza la misma pantalla de cinco pulgadas, un poco menos pesado que su antecesor, sigue con la resolución full HD, en lugar del 2K por la que están apostando algunos de sus competidores, tal vez porque entiende que no merece la pena agotar la batería muy pronto por apenas una mejora imperceptible en la resolución.

Una de las principales novedades es la interfaz, con la versión Sense 7, que permite una personalización extrema y más intuitiva. Así, analiza la foto que se desea usar como fondo de pantalla y automáticamente ajusta de forma inteligente la paleta de colores y el aspecto de los iconos y los fondos.

Además, cambia automáticamente la pantalla de inicio en función de la ubicación. De esta forma, aparecen aplicaciones distintas según se detecta que estás en tu casa, con los amigos en un restaurante o en el trabajo.

Cámaras

Las cámaras del HTC One M9 han evolucionado bastante respecto a versiones anteriores olvidándose de los ultrapíxeles como reclamo. En lugar de ello, su cámara principal, de 20 megapíxeles, acentúa cada detalle de un modo mucho más nítido y su lente de cristal de zafiro evita que se raye, y graba vídeo en 4K. El M9 desplaza a la cámara frontal los UltraPixel, para capturar escenas con iluminación insuficiente gracias al control dinámico de exposición y píxeles que captan un 300% más de luz que los de cámaras estándar, y permiten conseguir autorretratos con cualquier iluminación.

Con el software Eye Experience de HTC se incorporan nuevos efectos de edición, incluyendo Shapes, Prismatic, Elements y Bokeh que permiten añadir una particular aportación artística a cada foto, editándola automáticamente con la aplicación Zoe, agregando la música que se quiera.

Además, unifica la búsqueda de fotos independientemente de donde estén almacenadas, con su aplicación Gallery que busca entre toda la biblioteca de fotos, ya sea entre las guardadas en el teléfono, como en redes sociales y algunos servicios en la nube. La galería busca por fecha, ubicación, evento, álbum o incluso las imágenes en sí con Image Match.

HTC One M9 estará disponible en un acabado de doble-tono plata y oro rosa así como en gris metálico, en España desde el 1 de abril. También habrá una versión en color dorado. El precio no ha sido desvelado, pero estará entre 600 y 700 euros.


HTC también ha aprovechado el MWC para presentar sus nuevos weareables, las gafas de realidad virtual, HTC Re Vive y la pulsera HTC Grip.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.