Sundar Pichai, vicepresidente de Android de Google.. Bloomberg

Google tiene previsto entrar en el negocio de los servicios de telefonía móvil en EE UU, según anunció este lunes su vicepresidente de Producto, Sundar Pichai, en el Mobile World Congress. El directivo, que no aclaró si la empresa prevé extender la presencia en este negocio fuera de EE UU, indicó que la compañía está trabajando con distintos operadores para lanzar sus propios planes tarifarios, y añadió que el buscador comunicará sus movimientos en este segmento en los próximos meses. La noticia pone en alerta a las telecos, ante esta irrupción del gigante de internet en su negocio principal.

En los últimos tiempos, distintos medios de EE UU han indicado que Google ha entablado negociaciones con compañías de telecomunicaciones móviles de menor tamaño como Sprint o T-Mobile USA, para constituirse como operador móvil virtual (OMV). Pichai indicó que la compañía está "en un momento en el que es importante pensar en hardware, software y conectividad de forma conjunta”. El directivo definió estos movimientos hacia el negocio móvil como un “proyecto”, y aseguró que Google no es una amenaza para las compañías tradicionales de telefonía móvil.

En este sentido, Google sostiene que trata de repetir una estrategia parecida a la aplicada en el desarrollo de sus smartphones con la marca Nexus, que son fabricados por terceras compañías, con la intención de mostrar a los fabricantes el potencial de Android. Habrá que ver si convence a las operadoras con este argumento.

Los globos de Google

Pichai también aprovechó su charla para contar cómo avanza la compañía en su red de internet estratosférico (con globos aerostáticos que despliegan conectividad y aviones no tripulados). Según indicó, el proyecto Loon será una realidad en dos años y los aviones no tripulados de proyecto Titan realizarán su primer vuelo en unos meses.

El directivo aclaró que hace cuatro meses comenzó las pruebas en Nueva Zelanda para llevar conectividad directamente al móvil desde los globos. Al parecer, la compañía de internet trabaja con diferentes operadoras para este proyecto. Tal y como desveló, Telefónica es su socio para Latinoamérica, y Telstra y Vodafone para otras geografías. Para el ejecutivo de Google, el hecho de que en el mundo haya 4.000 millones de personas sin acceso a internet todavía, hace que impulsar la conectividad se convierte en un objetivo clave de su compañía.

Otra noticia importante avanzada por Pichai es que el buscador lanzará pronto su propio sistema de pagos móviles, Android Pay. La solución, que utiliza tecnología NFC, buscará robarle mercado a Apple Pay y al recién presentado Samsung Pay y otras alternativas de pago móvil. No hay que olvidar que la plataforma móvil de Google, Android, tiene una cuota de mercado del 85%.

El ejecutivo negó en varias ocasiones que Android esté afrontando algo de debilidad debido al éxito del iPhone 6 de Apple o a que determinados fabricantes están modificando el sistema operativo, sobre todo en China, para no incluir los servicios de Google en el sistema operativo. En este contexto, Pichai no dudo en promocionar a su máximo aliado en el negocio móvil, Samsung, sacando de su bolsillo el recién presentado Samsung Galaxy S6 y presumiendo de que es el móvil con más resolución del mercado. El directivo insistió en que Android sigue estando en plena forma y que no sólo tiene campo de desarrollo en teléfonos: también en dispositivos corporales, televisiones, coches o realidad aumentada.

En medio de una feria donde los wearables están por todos los lados, Pichai no dudó en señalar que los dispositivos vestibles (relojes, pulseras, gafas…) van a marcar la innovación en el próximo año, aunque admitió que su éxito estará ligado a que se logren buenas experiencias con estos dispositivos. Quizás estuviera pensando en las Google Glass, de momeno un proyecto fallido de la compañía.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.