'Smartphone' de Fujitsu con lector del iris.

La seguridad por encima de todo. En esta edición del Mobile World Congress, quizás la más preocupada por la privacidad de los datos de toda la historia de la feria (sobre todo tras el caso Snowden), Fujitsu ha sorprendido con un smartphone con reconocedor del iris del ojo. “Un método infalible para autenticar a las personas”, dicen los portavoces de la empresa, que tildan el invento como “el sistema de seguridad para la próxima generación de teléfonos móviles”. Y es que, como recuerda Fujitsu, los smartphones no solo llevan ya información personal, fotos o vídeos… cada vez más la gente utiliza estos dispositivos para acceder a su dinero electrónico o gestionar información de sus negocios y hay que cuidar la seguridad.

Así, si Apple fue el primer fabricante de móviles en incluir un lector de huella dactilar a sus iPhones, Fujitsu se quiere colgar la medalla de ser la primera en lanzar un móvil con sistema de autenticación basado en la lectura del iris, único en cada persona. En su stand, hay un prototipo donde basta mirar la pantalla para que el teléfono lea de forma instantánea el iris del usuario y desbloquee automáticamente el terminal. Previamente, la persona ha tenido que grabar su iris. La compañía planea lanzarlo a lo largo de este año en Japón, y estudiará si lo lanza en otras geografías.

Para Fujitsu, el invento no solo aporta seguridad, sino también mejoras en la usabilidad de los smartphones, pues esta tecnología permite acceder a servicios web sin tener que meter contraseñas, “algo que resulta cada vez más molesto, pues muchas personas acumulan ya un gran número de claves correspondientes a diferentes servicios online”.


¿Mejor lector de huella dactilar o iris del ojo? Para Fujitsu no hay duda: “Un móvil con lector de huella digital es como dejar tu casa con las llaves puestas, ya que las huellas con el uso están por todo el dispositivo y es fácil copiarlo”. También recuerdan, en este sentido, como hace poco robaron la huella dactilar a la ministra de Defensa alemana con una imagen en alta resolución, y que muchas personas no tienen huella dactilar, sobre todo mayores y aquellos que trabajan con productos abrasivos.

La máquina de café que lee la palma de su mano

La compañía japonesa, que ya tiene para el negocio bancario cajeros automáticos que leen las venas de la mano (Japón y Brasil son los países con más unidades instaladas), muestra en la feria un sistema de identidad portátil mediante esta misma tecnología. “Es el sistema de autenticación más preciso del mundo, ya que lee las venas de la palma de la mano, que son únicas para cada persona y están debajo de la piel. Además, solo las lee cuando la sangre está corriendo por ellas”, defienden.

En Barcelona se puede ver en funcionamiento unido a una máquina de café. La persona se acerca, pasa una tarjeta donde está grabada previamente la información de sus venas, coloca la mano y tras comprobar su identidad recibe el café. Seguramente para obtener una bebida no haga falta tanta comprobación de identidad y seguridad, pero Fujitsu pretende vender el sistema para puntos de entrada en las empresas, para acceder a centros de datos, instalaciones de los gobiernos o para efectuar pagos.

Información en cada objeto


Frente a otras tecnologías existentes como son NFC o los códigos QR, Fujitsu hace otra propuesta: los LED Tags, un sistema que permite incorporar datos a la luz, de forma que cuando esta se proyecta sobre cualquier objeto emite unos datos que pueden ser captados por un smartphone y así obtener información de productos. “Es como si proyectases un código QR con la luz, pero en este caso no es visible al ojo humano”, dicen desde la compañía japonesa, que tiene patentada la tecnología y prevé lanzarla este año. Sus aplicaciones, continúa, son múltiples, en un museo para que el visitante pueda conocer datos de las obras de arte; en tiendas para conocer más detalles sobre los productos, o para descargar una canción en el móvil mientras escuchas en directo a un artista.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.