El MWC cierra sus puertas y ha dejado a su paso varias tendencias más allá de los móviles. Del impulso a los wearables a las mejoras en movilidad urbana, Barcelona ha acogido algo más que cacharritos.

La decadencia de las tabletas

Mientras que los teléfonos inteligentes han sido los grandes protagonistas del MWC, la ausencia de grandes apuestas en sus primas las tabletas han dejado en evidencia la decadencia de estos dispositivos. Entre las causas pueden estar su largo periodo de renovación, semejante al de un ordenador portátil, y que hacen que los usuarios no estén tan atentos a las novedades. Es un mercado que se estancó en 2014, según un estudio de la consultora IDC.

Entre las grandes marcas, solo destacó la presencia de Samsung, con un nuevo producto de su gama Xperia, que llama la atención por su control remoto para jugar a la PlayStation o su pantalla 2K. Pero nada más. En el mundo están triunfando los dispositivos de ‘marca blanca’ frente a los de empresas como Samsung y Apple: más baratos (muchas veces son regalos promocionales) y asequibles para todos, especialmente para los mercados emergentes.

Una ciudad más inteligente


En el MWC hubo también espacio para discutir y presentar soluciones a mejorar la vida en las ciudades. Entre ellas destaca Ford, que presentó dos bicicletas eléctricas, MoDe:Me y MoDe:Pro con conexión para iPhone y que buscan mejorar el tránsito de coches en las ciudades.

Por otra parte, Vodafone presentó su proyecto de ‘ciudad inteligente’, que busca que las grandes y medias localidades españolas ahorren entre un 30% y un 50 % de los suministros de alumbrado y basura mediante un coste de entre 200.000 y 300.000 euros iniciales y un mantenimiento mensual de entre 10.000 y 15.000 euros.

Tecnología para llevar

Otra de las tendencias más claras, un año más, fue la de los complementos wearables. Relojes y pulseras protagonizan un sector que tiene todavía mucho por ofrece. Precisamente ha sido un reloj inteligente el proyecto con más inversores en la conocida plataforma de financiación Kickstarter, según se ha conocido esta semana. Pero no solo eso: se espera que Apple dé novedades sobre su Apple Watch la próxima semana.


Principalmente, en el MWC se ha visto una apuesta por el reloj con diseño cosmopolita, como ha sido el caso del LG Watch Urbane, o deportivo, con monitorización de constantes o quema de calorías, como sucede con las apuestas de Huawei (también de estilo urbanita) o HTC, que presentó HTC Grip, una pulsera con reloj, GPS y una especie de red social que nos permite compartir nuestros resultados y quedar con los amigos para practicar deporte.

Y si en el pasado hablábamos de las Google Glass, en este MWC las protagonistas han sido otro tipo de gafas, las de realidad virtual. HTC presentó su dispositivo Re Vive, mientras que Samsung trajo sus VR, con juegos y actuaciones musicales. La empresa surcoreana anunció que está trabajando en acuerdos con HBO, Marvel o Vevo para generar contenidos.

Pagos más fáciles

Los pagos con teléfono móvil también han protagonizado esta semana. PayPal presentó su nuevo dispositivo con tecnología NFC para realizar pagos virtuales, y Samsung su servicio Pay. Estos se suman a los ‘monederos’ virtuales de Google Wallet y Apple Pay. Ahora solo queda saber si llegará el día en que las tarjetas de créditos desaparezcan.


Pantallas curvas, ¿próximamente?



Y terminamos elucubrando con el futuro. Las pantallas curvadas pueden ser tendencia en próximas ediciones del MWC. El año pasado ya tuvimos los primeros ecos con el LG Flex, y este año se hubo novedades: Blackberry anunció que están preparando un modelo de pantalla curva y los nuevos terminales de Samsung, el S6 y el S6 Edge, presentan una pantalla ligeramente curvada.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.