Airbnb opera en 34.000 ciudades de 190 países.. Bloomberg

Airbnb, la compañía estadounidense que permite alquilar habitaciones o pisos a particulares, no quiere limitarse a ofrecer alojamiento y estudia fórmulas para poner a disposición de sus usuarios toda la experiencia de un viaje. Así lo ha anunciado este lunes el vicepresidente de ingeniería de la empresa, Mike Curtis, en una sesión del programa 4 Years From Now (4YFN), en el marco del Mobile World Congress (MWC).

“Muchas veces viajamos, nos hospedamos en un lugar, vamos a un bar cercano, vemos lo más turístico, volvemos a nuestro alojamiento y luego a casa. Y creemos que hemos visto la ciudad, cuando, en realidad, no la hemos vivido: el barrio, qué actividades suelen hacer los residentes… No queremos que nuestros usuarios se sientan como forasteros, sino como en su hogar”, ha explicado Curtis. En un encuentro con el periodista del portal tecnológico Techcrunch Mike Butcher, el directivo ha evitado entrar en detalles, pero ha dado a entender que la intención es que sus clientes “no solo alquilen un alojamiento, sino viajes”. Ha descartado, sin embargo, que esto signifique que Airbnb vaya a convertirse en un operador turístico. “Aún no tenemos pensado comprar autobuses”, ha bromeado.

"Aún no tenemos pensado comprar autobuses” 

Curtis también ha esquivado las preguntas sobre una nueva ronda de financiación, que según publicó Techcrunch el pasado viernes, elevaría el valor de la multinacional a 20.000 millones de dólares —unos 17.800 millones de euros—. Según el medio digital, la compañía está en busca de inversores con vistas a conseguir 1.000 millones de dólares. Esto significaría duplicar lo recaudado en su última ampliación de capital, el año pasado, en la que la valoración de la empresa superó los 10.000 millones de dólares.

“No puedo comentar nada al respecto, pero creo que podríamos recaudar 1.000 millones si quisiéramos”, ha afirmado Curtis, que ha descartado que —al menos en el caso de Airbnb— tasaciones “tan altas” como estas no tengan fundamento. El directivo ha defendido la tan cuestionada economía colaborativa: “Cuando hay una idea nueva, intentas resolver todos los problemas con ella. Así que en el futuro veremos surgir muchas en este ámbito, pero no todas funcionarán”.


Como responsable de la ingeniería de una compañía operativa en más de 34.000 ciudades de 190 países, Curtis ha asegurado que entre sus objetivos está la personalización de las ofertas, encontrar el anuncio que mejor se adecúe al huésped y evitar los “emparejamientos” que puedan dar problemas. El directivo ha destacado la importancia del mercado europeo para la empresa, ya que más del 75% de las reservas provienen de este continente, según ha afirmado.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.