¿Bill gates bebiendo agua? Sí, eso es exactamente lo que representa la imagen que ilustra este post, pero por supuesto no estamos hablando de un vaso de agua cualquiera. El continente puede que sí, pero el contenido es especial porque en los instantes previos en realidad eran excrementos.

Esta imagen forma parte de la demostración de una tecnología asociada a la máquina Janicki Omniprocessor, capaz de convertir en cinco minutos heces humanas en agua potable. El proyecto es uno de los más ambiciosos de la Fundación Gates, que aspira a que más de 2.500 millones de personas en el mundo puedan acceder agua potable partiendo de contaminadas.

La máquina actual todavía está en proceso de mejora, y aspira a, en una versión próxima, conseguir generar, al día y con un gasto de 250 kw, 86.000 litros de agua procedentes de las aguas fecales de 100.000 personas.

En el vídeo siguiente se puede conocer todo el proceso completo:



Fuente: GatesNotes.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.