Las baterías de níquel se deterioraban por el llamado "efecto memoria" y perdían capacidad a menos que se las descargara completamente en forma regular.
 
La mayoría de los teléfonos de hoy en día tienen baterías de litio y no sufren del mismo efecto.
 
De hecho, es bueno recargarlas antes de que se agoten completamente. En consecuencia, es mejor cargarlo cuando la batería está por la mitad.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.